enfrdeitpt

Una semana bajo cero

Estrelles inactivesEstrelles inactivesEstrelles inactivesEstrelles inactivesEstrelles inactives
 
El Diari de tarragona en la seva edició digital del dia 7 de febrer de 2012 publicava un article relacionat amb les baixes temperatures que tenim a la Vila.
L'article és de JOAN MORALES | 07/02/2012 19:25
bajofcerodiaritgna
Foto: Un vecino de Prades, tocando el hielo de la fuente de Prades ayer por la mañana. - ALBA MARINÉ

Son las 11 de la mañana y en Prades, a 950 metros sobre el nivel del mar, luce un sol espléndido, aunque insuficiente para levantar un poco el termómetro, que marca un grado bajo cero. Además, el intenso frío que hacía ayer en la Villa Vermella estaba acompañado por un aliado inesperado, un fuerte viento que aumentaba más la sensación gélida entre los pocos habitantes que a esa hora caminaban por la calle.

En el municipio más alto de la provincia de Tarragona están acostumbrados al frío y cada invierno se llevan la palma en cuanto a temperaturas mínimas. Lo que ya no es tan habitual es que los episodios de frío, con el termómetro bajo cero, duren tantos días seguidos. Montse Fort, que regenta el quiosco de la plaza, explicaba ayer al Diari que «hablar de frío es algo normal en Prades, pero no tantos días seguidos con temperaturas bajo cero. Además, lo que no es habitual es el viento que hace hoy (ayer para el lector)».

Los habitantes de Prades llevan lo mejor que pueden el hecho de llevar una semana viviendo bajo cero. «Hemos gastado la leña de todo el invierno en esta semana», comentaba Montse minutos después de comprobar como se le helaba el agua del mocho mientras fregaba la puerta de su establecimiento.

Aunque hablar de frío es obligado en este municipio durante estas fechas, en esta ocasión la nieve está brillando por su ausencia. Montse explica que «un par de nevadas al año son habituales en Prades, pero estos días ha caído muy poca». Los que peor llevan esto son los niños del pueblo, «ya que disfrutan mucho cuando nieva y pueden jugar», se lamentaba esta vecina.

Antònia, una de las clientas del quiosco de Montse, tampoco recuerda un invierno en Prades con tanto viento como éste. «No suele hacer mucho viento. Lo que sí tenemos cada año es nieve», explicaba ayer esta mujer mayor después de abrigarse bien antes de volver a salir a la calle.

Los habitantes de la Vila Vermella confiaban en remontar las temperaturas a mediados de esta semana, aunque la nueva inyección de aire frío anunciada a partir de hoy contribuirá a mantener la fuente de la plaza del pueblo helada.